El carro de madera del lorito cachipín


Autor: Raymon
Localización: Barrio de Las Malvinas II, Santo Domingo Norte, Santo Domingo, República Dominicana
Material: Madera, espejo, pintura, chapa de hierro galvanizado,
Tipología: Vehículo transformado
Tecnología: Artesanal con madera
Nº personas necesarias: 1 persona
Expertos necesarios: experto carpintero
Herramientas necesarias: sierra de calar, cincel, herramientas de pintura, martillo
Tiempo de ejecución: el prototipo va sufriendo diversas transformaciones según necesidades y apetencias del usuario. Cada una de las intervenciones (construcción de capota, retrovisores, acondicionamiento interior etc) tiene un tiempo de ejecución diferente, según la complejidad, que no dura más de un día.
Coste material: desconocido
Inteligencia: Resolución de carencias y personalización de automóvil utilizando materiales y tecnología al alcance del usuario
Explicación: Todo empezó porque el vehículo de Raymon, un carpintero habilidoso del barrio de Las Malvinas, tenía un retrovisor lateral roto. Decidió cambiarlo y además quitarle la capota. A partir de ahí, vio que era capaz de transformar su vehículo para adecuarlo a sus necesidades y comenzó a realizar diferentes operaciones. El resultado es que el vehículo ha sido completamente adaptado a nivel de diseño a través de implementaciones en madera.
Además de los vistosos retrovisores decidió remodelar por completo el interior. Así, modificó toda la zona del tablero (salpicadero), también la estructura del parabrisas: cambió el volante y la palanca de cambios por piezas de madera, instaló una bandeja para colocar bebidas, cambio todo el frontal por una pieza de madera en la que se inserta el radiocassette, colocó un retrovisor frontal del ancho del vehículo … Posteriormente, decidió ponerle capota, e instaló una chapa metálica como cubrición; ahora está pensando en instalar una estructura con cubrición de tela móvil para los momentos de sol o lluvia. Como buen dominicano, también equipó su carro con unos tremendos altavoces en los asientos traseros, para que la música pueda sonar bien fuerte, como es costumbre en el país.
En el exterior del vehículo, acomodó letreros con divertidas formas en las partes trasera y delantera con el nombre del Lorito Cachupín, con número de contacto e indicaciones sobre su negocio; también el parachoques y la rejilla de ventilación frontal son en madera. En los laterales utiliza rastreles para facilitar el acceso al interior.

La mayoría de las transformaciones están realizadas a partir de piezas de madera cortadas a medida, clavadas o atornilladas. Se utilizan placas metálicas para realizar las uniones entre piezas de madera o al metal.

Información gráfica: