Estación Ecológica Comunitaria en Las Malvinas [prototyping]

estacion ecologica comunitaria portada
Autor: Zoohaus + La familia Martínez, de Ceuta: Silverio (especialmente), Tuto, Abraham, Saúl, Moisés + Junta de Vecinos de Las Malvinas (especialmente Eddy) + La Comunidad Las Malvinas + Los niños de Las Malvinas + Luis el metalista y sus compañeros + Los primeros soldadores + Miguel el metalista y sus hijos + Raymond el carpintero + Las brigadas del Parque Ecológico Las Malvinas + la Familia Espaillat Bonelli (especialmente a Vanessa) y Carlos +  Universidad Iberoamericana
Localización: Parque Ecológico Las Malvinas, Santo Domingo Norte, República Dominicana
Dimensiones: 12m x 6m x 3m
Materiales: Contenedor marítimo reutilizado de 40 pies, bambú, esteras artesanales de bambú, perfiles metálicos reutilizados, bidones reutilizados, hormigón ciclópeo, neumáticos reutilizados, polipasto y sistemas de movimiento para puertas.
Inteligencia: reutilización de materiales y uso de materiales naturales locales para la construcción de un espacio autosuficiente
Explicación:
El proyecto se genera a partir de algunos de los participantes del Taller Inteligencia Colectiva Santo Domingo (julio de 2011) realizado en Las Malvinas II. A partir de la donación de un contenedor marítimo se propone su reconversión en aula multiusos para los vecinos.
El espacio se dispone en la confluencia del Barrio con el Parque Ecológico, frente al play (campo de béisbol), con el objetivo de acercar a los vecinos al disfrute del parque. La Estación Ecológica Comunitaria aumenta los inexistentes equipamientos comunales y se convierte en un prototipo “semilla” de sistemas ecológicos autoabastecidos, sin conexión con ninguna red urbana. Incorpora distintas actividades y usos: guarecerse del sol abrasador en verano, reunirse en comunidad, realizar talleres, revisiones médicas, clases de alfabetización, etc. Además, incorpora servicios higiénicos y productores de compost, provee de agua de lluvia para higiene básica e incluye un espacio de almacenamiento.

Se actúa sobre el contenedor a través de la aplicación de cinco inteligencias principales: Cimentación Reutilizada Recuperable, Puertas-terraza, Cubierta de Bambú, Interiores de palet e Instalaciones de Autoabastecimiento.

Cimentación Reutilizada Recuperable : El contenedor se apoya sobre seis bidones reutilizados utilizados a modo de encofrado perdido y rellenos de hormigón ciclópeo, que incorpora restos de derribos encontrados en el solar. Permite elevar el espacio y puede ser retirada sin dejar huella en caso de cambio de ubicación.

Puertas-Terraza: son aperturas realizadas sobre la chapa del contenedor que permiten triplicar el espacio útil para actividades en la Estación Ecológica, al convertir las paredes en suelo. Su descenso y elevación se realiza fácilmente por una persona a través del uso de un polipasto manual. En su posición horizontal, se apoyan sobre bidones rellenos de hormigón y coronados por neumáticos reutilizados que actúan como amortiguamiento y también se utilizan como asientos.

Cubierta de bambú: Para evitar el calentamiento del contenedor se construye una cubierta ventilada que se prolonga en pérgola vegetal en la fachada sur y voladizo al norte, ampliando el espacio de uso sombrío. Es construida íntegramente con bambú cortado en el propio parque, con la ayuda de familias de artesanos de la zona (la familia Martínez), grandes conocedores del material, y de las brigadas del Parque Natural. El bambú es incluso utilizado para la canalización y recogida de agua de lluvia.

Interiores de palet: Las divisiones interiores y el acabado interior del contenedor se realiza íntegramente a partir de madera de palet reutilizada, que se obtiene a bajo coste para su reutilización en la zona.

Instalaciones de Autoabastecimiento: A partir de la inteligencia encontrada en la zona, se construye un sistema de recogida de agua de lluvia basado en un canalón de bambú, un “botellón”, una caña de bambú vertical y un gran depósito de 1000l. El botellón actúa a modo de “cazoleta” y dirige el agua hacia el grueso bambú vertical, que se llena hasta unos 30 litros, acaparando las primeras gotas de lluvia que pueden haber arrastrado suciedad. El bambú tiene una perforación en su base y desagua el agua muy lentamente. A más de dos metros y medio de altura, este conducto de bambú se conecta al gran depósito de recogida de agua de lluvia que a su vez abastece dos lavabos (construidos con neumáticos reutilizados).
Como inodoros se instalan dos baños secos cuyas “tazas” están realizadas a partir de envases de plástico reutilizadas, ya que no se fabrican piezas de estas características en toda la isla. Las heces sólidas se almacenan en depósitos de 80 litros que pueden ser retirados y trasladados a una compostera; el orín se traslada a una zona alejada e irriga (con baja concentración) la pradera cercana.

Documentación gráfica:

C:Documents and Settingselisa de los reyesEscritoriozoohaus

zoohaus_icsd_eec_1

Estación Ecológica Comunitaria en Las Malvinas

zoohaus_icsd_eec_2_

zoohaus_icsd_eec_3

zoohaus_icsd_eec_4

cimentacion recuperable 1000pp

estructura sombras 1000pp

flexibilidad usos 1000pp

interior palets 1000pp

recogida agua lluvia 1000pp

baños secos