Inteligencias Colectivas Oiz Egin. Mapeado inicial.

portada-openlab-01

La primera parte del proyecto de Inteligencias Colectivas siempre responde al «allí donde fueres, haz lo que vieres». Para nosotros aprender de los contextos en los que trabajamos, dejarnos contaminar y observar los conocimientos no evidentes que circulan por el medio es la primera piedra básica en todo proyecto. Esta ocasión, trabajando dentro de Conexiones Improbables con las ADR de Urkiola y Lea Artibai, no podía ser una excepción.

En este dossier que os enseñamos a continuación se resume toda esa primera parte del trabajo. Un catálogo de las inteligencias que encontramos, el inicio de construcción de una red de agentes y unas primeras aproximaciones propositivas. Todo este material, recogido durante la primera parte del proyecto ha sido el caldo de cultivo, el ADN básico con el que hemos trabajado hasta el final.

Recomendamos que os sumerjáis por muchas de las inteligencias que encontraréis, esta zona del planeta ha significado toda una revolución para el proyecto. Durangaldea se ha convertido en un referente claro para inteligencias colectivas.