Introducción al bambú

Cubierta de la Green School en la India. Fotografía tomada por Iwan Baan y extraída de www.iwan.com.

Introducción

Esta pequeña guía se inicia con una breve descripción del material y una serie de recomendaciones importantes que debemos conocer a la hora de trabajar con el bambú. Tras esta primera parte, totalmente necesaria para adquirir y fijar conocimientos acerca de las características y el empleo de este material, comenzará la parte gráfica de este “catálogo”; en un primer momento con unos detalles básicos de uniones , nudos y cortes del bambú y posteriormente , en una segunda parte, con una serie de detalles más elaborados y algo más complejos.

Es aquí donde debemos centrar el mayor interés para corregir posibles errores, crear nuevas soluciones o mejorar las existentes. Desde un primer momento nos gustaría dejar claro que no estamos ofreciendo un producto acabado, sino que  simplemente estamos sentando las bases de un trabajo que esperemos sea de gran utilidad para Palomino y facilite la construcción de un comedor para 300 niños + biblioteca. Asimismo, nos parece interesante el ir dejando espacios vacíos junto a los detalles propuestos para que  todos podamos dibujar sobre ellos, ampliando el mencionado “catálogo” y enviando cualquier información que pueda ser de utilidad  para así ir pudiendo actualizarnos.

El bambú como elemento para la construcción

El bambú, que pronto dejará de ser un desconocido para nosotros, no tiene mayor complejidad que cualquier otro material de los empleados en construcción, aunque sí que debemos saber algunas cosas antes de comenzar a pensar en cómo realizar ciertos elementos, uniones o detalles con él. Comenzaremos diferenciando las partes de una pieza de bambú, algo fundamental a la hora de hablar de los apoyos, como veremos posteriormente.

El diámetro de la caña cambia según la variedad de bambú, clima, suelo, etc. aunque el más habitual se sitúa en torno a los 11 cm. Debemos tener en cuenta también que su tallo es acuminado, es decir, que presenta una variación de su diámetro en toda su altura: podemos encontrar diámetros entre 11-20 cm en la base y de 3 cm en su extremo superior, asimismo el espesor interior del bambú también decrece de forma telescópica, varíando entre los 2.5cm (base) y 1 cm(extremo más alto). Con estos datos deducimos que antes de emplear cualquier pieza de bambú, debemos conocer de qué tramo del tallo proviene. El propio proveedor debe decirnos de dónde ha sido cortada cada pieza, y nosotros debemos saber lo siguiente de cada uno de los tramos:

-Primer tramo (2ºnudo-5m): como ya sabemos, es la parte con mayor diámetro y espesor (por tanto también es la de mayor área efectiva) y también la que presenta nudos más próximos entre sí. Deducimos que ésta será la parte que emplearemos en barras a axil.
-Segundo tramo (8-10 m sobre el primer tramo): uso en diagonales de cerchas y como viga (casi siempre duplicadas debido a la escasa resistencia a cortante y la flexibilidad del material).
-Tercer tramo (4 m sobre el segundo tramo): se emplea en arriostramientos, viguetas y montantes principalemente.
-Cuarto tramo (ultimos metros): elementos mínimos, como pueden ser las correas para soportar la palma.

Características mecánicas

Para que tengamos una idea más cercana acerca de cómo trabaja el bambú, debemos conocer  sus resistencias, las cuales comentaremos brevemente en este apartado. En un primer momento debemos saber que la resistencia del bambú no varía según la edad, aunque depende en gran medida del proceso de obtención y curado, algo de lo que se encargará el proveedor.
-Tracción paralela a la fibra: la resistencia a tracción se sitúa alrededor de los 2.600 kg/cm2. Esto en el caso de barras, ya que en el caso que aparezcan elementos de bambú rollizos (masivos) sometidos a tracción, el esfuerzo se debe concentrar en la solución de la unión. La parte del nudo es la más sensible frente a esfuerzos de tracción, presentando un resistencia de 1.200 kg/cm2.
-Compresión paralela a la fibra: 1.400  kg/cm2. A pesar de que no es un valor excesivamente bajo, debemos tener en cuenta que hablamos de compresión sin considerar el pandeo, peligroso para estas estructuras, por lo que será muy común que recurramos a la construcción de pilares compuestos por dos o más barras.
-Flexión: 1.400 kg/cm2 para barras de longitud superior a 1.5 m y  1.100 kg/cm2 para barras menores de 1.5 m.
-Cortante: 110 kg/cm2, el menor de todos ellos y sobre el que debemos prestar mayor atención, recurriendo a la duplicación, triplicación, etc. de barras. La zona del nudo es más resistente a cortante que el entrenudo, al que hace referencia la resistencia aportada, aunque siempre podremos recurrir a procedimientos de “relleno” del bambú, algo que veremos más adelante.

A pesar de que la resistencia a tracción es la más elevada, debemos intentar en nuestros diseños que las barras trabajen principalmente a flexión y compresión debido a la dificultad de realizar uniones a tracción con bambú, algo que explicaremos próximamente.

1_Introducción-<-Pincha aquí para descargar el documento en versión pdf