El Elevador Humano de Redondos

Autor: Empresa de construcción limeña.
Localización: Lima, obras con pocos recursos.
Dimensiones: Lo alta que sea la edificación.
Material: Musculatura humana y redondos estructurales.
Tipología: Infraestructuras de puesta en obra, técnicas constructivas desarrolladas insitu.
Inteligencia: uso del intelecto aplicado a la obra frente a situaciones precarias. Aumento de la velocidad de construcción a través de la recuperación de técnicas antiguas de funcionamiento en obra.
Explicación: Cuando las grúas no caben en el solar, o resultan caras , o lentas, o están inoperativas, o simplemente no viene bien a la obra, hay que volver a las técnicas mas tradicionales para elevar los materiales a las plantas de la edificación que los necesiten.
Los sistemas de poleas son ideales para elementos pequeños que no se giren, pero un método tan simple como colaborativo para subir redondos estructurales a las últimas plantas de una edificación funciona a la perfección para situaciones concretas. Si cada obrero se coloca en una planta, bien anclado para no caerse, y agarra enseguida el redondo que esta subiendo enfrente suyo, la pieza se encuentra en todo momento sujeta por dos obreros debido a su longitud, de manera que nunca está un obrero solo cargando con todo el peso. De esta forma se suben elementos demasiado grandes para meterlos por dentro de la edificación muy rápidamente, sin tener que depender de la grúa.

Documentación gráfica:

Documentación audiovisual: