Mejoras para proteger la puerta


Autor: Anónimo.
Localización: Calle Virgen de Pradas, 29. San Agustín (Teruel).
Materiales: Tejas curvas y rasillas cerámicas, madera, chapa y herrajes metálicos.
Dimensiones: El ancho de la puerta y un vuelo de aproximadamente 25 centímetros.
Tecnología: Obra y carpintería.
Tipología: Perfeccionamiento de los aleros de cubierta típicos y adición de una nueva hoja a la carpintería de la puerta de tablas, en pos de protegerla.
Inteligencia: Diversas mejoras que preservan la puerta de acceso y prolongan su durabilidad.
Explicación: En San Agustín las casas tradicionalmente carecían de canalones y bajantes en sus fachadas. En su lugar, contaban con aleros formados por superposición de hileras de tejas y rasillas encastilladas, que conseguían que el desagüe de las aguas pluviales se produjese a una cierta distancia del frente. Esta es la solución constructiva utilizada en esta casa, con la particularidad de que las tejas y rasillas voladas se encuentran decoradas.

Dado que la hoja de la puerta es de madera y llega hasta el suelo, los constructores populares se las ingeniaron para salvaguardar este elemento y prolongar la durabilidad de dicho material perecedero. En primer lugar realizaron una modificación puntual del alero en la vertical del acceso. Consistió en hacer sobresalir las tejas canales situadas sobre la puerta, de tal forma que alejan el agua de lluvia del paramento.

Además dispusieron la carpintería a haces interiores del vano, distanciándola aún más de las salpicaduras del agua de lluvia.

A todo lo anterior se suma que delante de la puerta añadieron una segunda hoja, conocida popularmente como cuarterón, que sólo cubría la mitad inferior de la hoja principal. Como el cuarterón está a su vez protegido por un faldón de chapa metálica, la conservación de la puerta queda doblemente garantizada. Esta pieza de madera supletoria también servía para impedir la entrada de animales cuando se abría la puerta para ventilar la casa. El único animal que gozaba de vía libre, aun teniendo el cuarterón cerrado, era el gato, que podía entrar y salir libremente a través de la gatera practicada en la jamba izquierda de la puerta.

Información gráfica:

Vea el VÍDEO Casa tradicional en San Agustín.

Consulte dónde está la solución constructiva en el MAPA Inteligencia Colectiva 2.0.